Desperdicios con estilo

Hoy en día es muy difícil aprovechar residuos sin pasar por complicados procesos para volverlos a la cadena productiva. Raúl Laurí pero ha encontrado una manera de aprovechar desechos y convertirlas en objetos útiles. Nadie hubiera imaginado que el poso del café pudiera servir para decorar o para iluminar nuestro hogar.

El diseñador ha creado a partir de esta desecho un nuevo material patentado que, junto con una resina, se convierte en un material moldeable, resistente y ligero.

Así pues, Raúl nos muestra como la investigación, la experimentación, el reaprovechamiento y el diseño pueden conseguir elementos innovadores sostenibles.

Pero lo más importante quizás no es que esté hecho de café, ni quizá tampoco la belleza con que lo transforma en objetos de utilidad, sino que abre las puertas a explorar y experimentar con cualquier cosa que nos podemos imaginar.

Las luces Decafé fueron galardonadas durante la Milan Design Week 2012 con el premio que otorga el Salone Satellite Awards.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *